Blogia
kiko.Cuba

Rechazan negativa de visa a esposa de cubano preso en EE.UU.

Rechazan negativa de visa a esposa de cubano preso en EE.UU.

    

La Habana, Cuba.- Con crueldad insuperable, otra vez, el Departamento de Estado negó la visa a Adriana Pérez O’Conor, con lo cual le impide visitar a su esposo, Gerardo Hernández Nordelo, quien sufre injusta prisión en Estados Unidos por haber luchado, pacíficamente y sin armas, contra las acciones de los grupos terroristas anticubanos que han contado siempre con el auspicio y la protección de sucesivos gobiernos norteamericanos, incluyendo la actual Administración.

Por su heroísmo Gerardo fue condenado a dos cadenas perpetuas más quince años y, como si fuera poco el brutal e ilegal castigo, se le prohíbe durante once años la visita de su esposa. Esta decisión confirma que, en cuanto a patrocinar el terrorismo contra Cuba, nada ha cambiado en Washington.

En el colmo del cinismo la Secretaría de Estado considera que Adriana "constituye una amenaza a la estabilidad y seguridad nacional de los Estados Unidos".

 ¿Hasta cuándo?

 

Adriana y Gerardo: amor a prueba de rejas...

 

Era verano, y también el calor del Caribe inundaba sus cuerpos y almas. En una ceremonia sencilla . Era el 15 de julio, 21 años atrás, ellos comunes jóvenes cubanos unían sus vidas en matrimonio.

Hoy, el tiempo cuenta una historia de amor y rebeldía. Hace más de una década Adriana y Gerardo no pueden estrecharse en un abrazo.

Él impulsado por una fuerza mayor está prisionero en una cárcel de máxima seguridad.

Su lucha contra el terrorismo e ideas de cubano bueno lo llevaron lejos de la tierra. Un juicio arbitrario, jurado parcial, jueza manipulada, sistema judicial complicado y mafia cubano-americana de Miami mediante, lo mantienen confinado.

A ella, para hacerle más difícil la condena de él, la Oficina de Intereses de Washington en La Habana, le niega reiteradamente la visa para acudir a visitarlo, y con ello le impiden rozar su piel, al menos por un instante.

La Corte Suprema del país poderoso se negó a revisar el caso, a pesar del reclamo de miles de personalidades jurídicas, intelectuales, Premios Nobel y ciudadanos honestos del mundo.

Con el brillo intenso en los ojos, con lógica nostalgia mira más allá, sobre el horizonte, el futuro.

Ella confía en la fuerza de las voces que se alzan en el mundo, convencida, por la historia y el tiempo de un gran amor, a prueba de rejas. (Por Bárbara Vasallo y Roberto Jesús Hernández (AIN)

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres