Blogia
kiko.Cuba

Restauran escultura del Cristo de La Habana

Restauran escultura del Cristo de La Habana

LA HABANA – La escultura gigante de El Cristo de La Habana, a la entrada de la bahía de la capital cubana y uno de los símbolos de la ciudad, será restaurada para subsanar algunos daños por descargas eléctricas.

Colocada sobre una colina tras la folrtaleza colonial de El Morro, que recibe por mar a los visitantes, su altura se eleva a 51 metros sobre el nivel del mar, lo que posibilita ver El Cristo desde diferentes puntos de esta metrópolis.

Con 20 metros de alto es obra de la artista cubana Jilma Madera (1915-2000) y muestra a un Cristo de cuerpo entero.

Las labores de restauración pueden durar unos dos meses, según un reporte de la AP.

Trabajado en mármol de Carrara, de Italia, El Cristo de la Habana está compuesto por 67 partes y pesa 320 toneladas.

La forma en que fue esculpido por su autora hace que a simple vista parezca mucho más alto de lo que es en realidad.

Aunque la estatua tardó unos dos años en completarse, fue montado en pocos días a finales de 1958 en la citada colina, próxima a la Bahía de La Habana. Es la escultura de Cristo más grande en el mundo obra de una mujer.

Con cuatro décadas de existencia, el monumento es parte de todo un conjunto arquitectónico que caracteriza la entrada del antiguo puerto de Carenas, descubierto por Sebastián de Ocampo entre 1508 y 1509.

Su blanco mármol de Carrara contrasta con las grises piedras de un entorno cuatricentenario: las fortalezas de los Tres Reyes del Morro, San Salvador de la Punta, la Real Punta y San Carlos de la Cabaña, baluartes que durante siglos defendieron a La Habana de indeseables visitantes.

El Cristo del Corcovado, está situada a 709 metros sobre el nivel del mar, en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, específicamente en la cima del cerro del Corcovado. Tiene una altura total de 30 metros.

Le supera El Cristo de la Concordia, el más alto del mundo, con 34,20 metros construido en Cochabamba, Bolivia, en recuerdo a la visita del Papa Juan Pablo II a la ciudad en 1988, y que iniciado en 1987  se terminó en noviembre de 1994.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres